Archivo de la etiqueta: autoritarismo

OPINIÓN Hay que obedecer o padecer

OPINION Diario La Hora, Ecuador, Lunes 19 de Diciembre de 2016

 

Cambios en la Ley de Educación Superior aparecen en la Ley de Extinción de las Universidades, aprobada por la Asamblea Nacional. La Universidad Andina y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), ambas de posgrado y con proyección internacional, creen que con ellos se vulnera su autonomía. Podría calificarse este nuevo episodio como parte de un tortuoso proceso de sometimiento a la voluntad correísta.

 
“No nos vamos a dejar amedrentar. No vamos a arrodillarnos”, dijo el rector de la Universidad Andina, según los medios de comunicación independientes. Las reformas fijan once nuevas condiciones para, en lo adelante, recibir fondos del Estado. Entre ellas la siguiente perla: deberán repatriar, en 90 días, los activos que tienen en el exterior, de manera directa o indirecta, a través de subsidiarias, afiliadas o entidades relacionadas.

Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Tomarse la Andina es como anular al Independiente del Valle

Abogado, experto en derechos humanos y ambientales, catedrático de la Universidad Andina Simón Bolívar
Han dicho que la Andina no cumple con la ley nacional porque según el gobierno no respeta una norma transitoria. La Andina dice “ok, la ley nacional también dice que los rectores se eligen mediante elección universal, apliquemos entonces esta norma”. “No –dice el gobierno- ustedes tienen sus estatutos y según estos la consulta no es vinculante.” ¡Pero según nuestros estatutos, el rector electo cumplía todos los requisitos! ¿Doble moral? ¿Tomadura de pelo?
Se nos viene un rector transitorio afín al gobierno y eso ya es una toma de la universidad”

Independiente del Valle ganó 3 a 2 a Boca Juniors en Argentina.Imagine usted que al Boca no le gustó el resultado. La dirigencia pide a la FIFA que anule el partido porque quien metió los goles es de Sangolquí, y según su entender una persona que nació en el mismo lugar de donde es el equipo no puede meter gol. A la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que organizó la Copa América, le parece un mal argumento y confirma que Independiente del Valle ganó legítimamente a Boca. La FIFA se enoja y destituye a todos los miembros de la Conmebol que no están de acuerdo con la peregrina tesis del Boca. La nueva Conmebol, afín al Boca y a la FIFA, pide que se juegue un nuevo partido. Independiente del Valle se opone porque dice que ganó. La FIFA, entonces, le quita los balones al Independiente, le impide entrar a estadios, no le paga lo que le debe, le pone auditorias al club, le anula al jugador sangolquileño, cambia las reglas de juego para que se garantice que el Boca ganaría un siguiente partido. El Independiente quiere seguir jugando fútbol y, ante tal demostración de poder, sin estar de acuerdo, acepta sacar al jugador de Sangolquí y hasta acepta jugar un nuevo partido de fútbol. Pero como no confía en el Boca ni en la FIFA, pide que se garantice que el árbitro no sea parcializado al Boca y que se asegure que si gana el Independiente se respetará el resultado. El Boca se niega. Pone su árbitro y pone las reglas. Al Independiente le parece que no tiene sentido ir a un partido de fútbol en el que sabe que va a perder. No es justo, no es ético, no es legal. El Boca pide a la Conmebol sacar al director técnico y poner a otro que quiera jugar con el árbitro y las reglas del Boca. Además amenaza que si no acepta jugar nuevamente el partido en el que va a perder, no le dejará jugar más partidos. ¿Qué hace el Independiente? ¿Se va a un partido en el que sabe que va a perder? ¿Resiste, sigue jugando y asume la amenaza de que no le dejarán jugar más partidos? ¿Esto le compete solo al Independiente, a la hinchada de Sangolquí, a todos los ecuatorianos?

Esto que hemos imaginado le ha pasado a los sindicatos, al movimiento indígena, a los estudiantes secundarios, a usuarios de la función judicial, a organizaciones de la sociedad civil y más, y le está pasando a la Universidad Andina Simón Bolívar-Sede Ecuador.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

¿Nos arrodillamos o defendemos la autonomía universitaria?

POR: Ramiro Ávila Santamaría | Plan V


Abogado, experto en derechos humanos y ambientales, catedrático de la Universidad Andina Simón Bolívar

“El precio de la resistencia puede ser, según lo anuncia la norma transitoria, la aniquilación”.

El proyecto de ley que reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior, LOES, se filtró. Lo tenían en secreto y ni algunos miembros del CES lo conocían. La FLACSO lo hizo público. ¿Por qué este gobierno tiene que actuar a espaldas y sin escuchar a quienes afectarán sus decisiones? ¿Por qué tiene que tomar decisiones arbitrarias y adoptar también mecanismos arbitrarios para imponer su voluntad? ¿Por qué la reacción de las universidades?

El proyecto tiene solo seis artículos y con éstos aniquila la autonomía universitaria y convierte a las universidades públicas y privadas en simples ministerios de gobierno.

Según estas normas, toda universidad tiene que cumplir dos requisitos: 1. Superar una evaluación y 2. Suscribir un convenio de transferencia de recursos.

La evaluación la hace el CEAACES, que sabemos será afín a las políticas e intereses del gobierno. Ya se ha visto y muchas universidades han padecido sus evaluaciones. ¿Creen que una universidad crítica al gobierno podría superar esta evaluación? Primer filtro controlado por el gobierno. Ellos decidirán quienes merecen recibir dinero estatal. El segundo filtro es el convenio.

El convenio de transferencias es el típico acuerdo de “adhesión,” como el que nos obligan a firmar si es que queremos viajar en un avión o asistir a un concierto; es decir, la parte fuerte impone las condiciones y no es realmente un acuerdo de voluntades. La reforma a la ley impone las condiciones. ¿Cuáles son esas condiciones?

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

¿Politizar la universidad?

ENRIQUE AYALA MORA

Diario EL COMERCIO 

http://www.elcomercio.com/opinion/ecuador-gobierno-rafaelcorrea-politica-universidad.html

 

El 2 de mayo, el presidente Rafael Correa dijo refiriéndose a la marcha del 1: “también está Enrique Ayala Mora, ¿qué hacen rectores universitarios ahí? Politizando totalmente la universidad, lo cual es ilegal, pero eso esperan para luego declararse perseguidos políticos, politiqueros mediocres, fracasados…”. En otras ocasiones me ha llamado “amargado”, “caduco”, “rectorcito”, “falso socialista”, “estafa académica”. Dejaré de lado los insultos porque ese es un privilegio de Correa cuando no tiene argumentos, o sea casi siempre. Pero debo aclarar un par de cosas.

Estuve en la marcha del 1 de Mayo como siempre. Allí he estado por convicción como militante, junto al FUT, desde hace 40 años. Quienes no han ido nunca a este acto como socialistas, porque jamás lo han sido, no entienden que ir a la marcha es un gesto de consecuencia y no objeto de manipulación oportunista de un gobierno en caída libre.

Que un rector universitario tenga una postura política y la exprese no es ilegal, ni siquiera en la Ley de Educación Superior que emitió Correa atropellando los principios. Así ha sucedido en toda nuestra historia. Rectores como Luis F. Chávez, Alfredo Pérez Guerrero, Antonio Parra Velasco, Manuel Agustín Aguirre, Carlos Cueva Tamariz o José Moncada, tenían posturas políticas e iban a los actos de los trabajadores.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

¿La Revolución ciudadana tiene quién la defienda?

Boaventura de Sousa Santos

Sociólogo. Director del Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coímbra. Sus últimos libros en español: Si Dios fuese un activista de los derechos humanos (Madrid, Trotta 2014) y, de próxima aparición, con Maria Paula Meneses, Epistemologías del Sur (Madrid, Akal) 

* Traducción de Antoni Aguiló

Los intelectuales de América Latina, entre los que me considero por adopción, han cometido dos tipos de errores en sus análisis de los procesos políticos de los últimos cien años, sobre todo cuando contienen elementos nuevos, ya sean ideales de desarrollo, alianzas para construir el bloque hegemónico, instituciones, formas de lucha, estilos de hacer política. Por supuesto, los intelectuales de derecha también han cometido muchos errores, pero aquí no me ocuparé de ellos. El primer error ha consistido en no hacer un esfuerzo serio para comprender los procesos políticos de izquierda que no encajan fácilmente en las teorías marxistas y no marxistas heredadas. Las primeras reacciones a la Revolución cubana son un buen ejemplo. El segundo tipo de error ha consistido en silenciar, por complacencia o temor de favorecer a la derecha, las críticas de los errores, desviaciones y hasta perversiones por las que han pasado estos procesos, perdiendo así la oportunidad de transformar la solidaridad crítica en instrumento de lucha.

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Opinión