Archivo de la etiqueta: acreditación

Manifiesto Políticas

LINEAMIENTOS DE POLÍTICAS PÚBLICAS PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR (2017-2022)

Documento de propuestas elaborado por los Grupos de Trabajo

Universidad y Sociedad – Quito, Guayaquil y Cuenca

4 de julio de 2017

ANTECEDENTES
Entre los años 2007 y 2017, en el sistema universitario nacional pasamos de una estructura sin prácticamente ninguna presencia gubernamental, a una que es casi enteramente dominada por la función ejecutiva. La amplia ambición del programa de reformas emprendidas por el gobierno era congruente con la poderosa necesidad de cambios profundos en la operación del sistema de educación superior del país. Se indujeron importantes cambios en, cuando menos, seis grandes campos de funcionamiento del sistema de la educación superior: en los modelos de gobierno del sistema, en los mecanismos de evaluación, en la articulación de los diferentes niveles educativos, en los mecanismos de financiación y administración del personal académico, en los incentivos para la investigación científica y en los procedimientos de admisión de estudiantes. Estos cambios no están aislados de ciertas tendencias internacionales, donde crecen los problemas ligados a la expansión del sistema de educación superior, donde prevalece el esfuerzo de estandarización y mercantilización educativa y donde se multiplican los intentos de aprisionar a las universidades mediante una nueva serie de controles gubernamentales y de mercado.

Está fuera de toda duda que una reforma radical era necesaria en todos esos campos. El caos, ineficiencia, clientelismo, mercantilización, falta de sentido de responsabilidad en muchos campos de la educación superior y un olvido estructural del Estado hacia la universidad pública en las décadas anteriores era unánimemente percibido como inaceptable aunque existía una gran heterogeneidad y muchos logros importantes que en la actualidad muchas veces se pasan por alto. No obstante, en cada uno de esos temas centrales, en donde había un clamor social por el cambio, las herramientas escogidas y la orientación señalada por el gobierno fallaron al objetivo y erraron en la dirección deseable (ver Anexo Diagnóstico).

La consecuencia ha sido el perfilamiento de un sistema de educación superior más dependiente, sometido a lógicas empresariales, sumisas y atomizadas. En ese marco, y dado el inicio de un nuevo período de gobierno, se vuelve urgente proponer un conjunto de lineamientos que aprovechen las importantes inversiones e institucionalidad del sistema universitario, mientras redirige sus transformaciones hacia el desarrollo de una universidad más pertinente, inclusiva y con la autonomía necesaria para cumplir su papel de formación y reflexión crítica para una sociedad más plural, participativa y justa.

Este documento debe entenderse como un llamado a un debate de más largo alcance basado en diagnósticos participativos y en estudios serios. En estos días vivimos un saludable proceso de debate centrados en las reformas a la LOES y en la reordenación de las políticas gubernamentales. Están en el tapete de la discusión nacional: el sistema de ingreso a las universidades; el reforzamiento de las carreras técnicas y tecnológicas; el rol de las cuatro universidades llamadas emblemáticas y una serie de negociaciones individuales con instituciones específicas. En ese marco, debemos recordar que los reglamentos y las normativas son, a fin de cuentas, la expresión un modelo de universidad y de país. Hay que discutir los modelos detrás de las herramientas; si la idea  misma de meritocracia no está detrás de la construcción de una sociedad desigual. Nuestro compromiso es debatir las políticas de educación superior en términos concretos y prácticos, pero sin perder el horizonte de la educación y la sociedad que queremos.

 

DOS CRITERIOS GENERALES

  • La pertinencia es la categoría central para orientar el trabajo universitario. Hay que identificar las capacidades y roles que cumplen las universidades; que no deben confundirse con las de las empresas. La pertinencia educativa no debe confundirse con la “productividad” de los profesionales sino que se refiere al aporte a la convivencia cívica, a la cohesión social, y al conjunto de los bienes públicos que proveen las universidades. Aportan al intercambio y la producción de conocimientos, no solo al desarrollo económico; contribuyen a la formación de ciudadanos, a la comprensión de los grandes problemas locales, nacionales y mundiales, al compromiso ético de los profesionales y a la discusión democrática con la sociedad y el Estado sobre la mejor organización de la sociedad. La pertinencia también implica reconocer, respetar e incorporar la pluralidad de las necesidades diferenciadas de los ecuatorianos, garantizando la interculturalidad y los principios éticos de las nacionalidades, pueblos y pobladores diversos del país.
  • El actual control gubernamental, administrativo, político y presupuestario repercute en la limitación de la autonomía académica. La nueva política pública para la educación superior debe basarse en el reconocimiento, respaldo y refuerzo de las comunidades universitarias diversas, en su capacidad para apoyar el desarrollo del país, su responsabilidad con la sociedad y su autonomía para tomar decisiones coherentes. El criterio básico de la autonomía no es que las universidades puedan, ilusoriamente, mantenerse independientes de las presiones de los mercados, del sistema político nacional o de la fuerza internacional de la globalización. Autonomía consiste en que las universidades puedan evaluar con la mayor libertad posible, en debate abierto y democrático, de acuerdo a su propio posicionamiento social, el conjunto de presiones a las que están sometidas y puedan decidir cómo afrontarlas, cómo responder ante ellas y cómo maniobrar entre esos diversos núcleos de poder que existen en nuestra sociedad para aumentar su capacidad de intervenir en ella y cumplir de mejor manera sus fines.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Las universidades UTC, San Gregorio y UDLA, inconformes con su categoría

Fabián Maisanche y Mario Alexis González (I)  

El Comercio 13 de mayo de 2016 12:13

http://www.elcomercio.com/actualidad/universidades-recategorizacion-educacion-ceaaces.html

La Universidad de las Américas ascendió de la categoría C a la B durante este proceso. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO
//s7.addthis.com/static/lang/es.js

La Universidad de las Américas ascendió de la categoría C a la B durante este proceso. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

La recategorización promovida por el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceeaces) a 13 universidades y escuelas politécnicas genera nuevas reacciones.

Los rectores de tres centros de educación superior dicen que trabajaron para lograr una categoría mayor a la que lograron. Cuestionan el proceso porque en la mitad del camino variaron los criterios de evaluación y no se dio peso a las particularidades y condiciones de cada universidad.

Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC)

Las autoridades de la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC) rechazaron la calificación obtenida en el proceso de recategorización hoy, viernes 13 de mayo del 2016. El Consejo Universitario apelará el puntaje alcanzado y presentará un plan de mejoras luego de alcanzar 34,91 puntos que le ubica en la categoría D.

Cristian Tinajero, rector de la UTC, indicó que el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces) resolvió cambiar el modelo de evaluación con nuevos estándares de desempeño de calidad el 6 de mayo del 2016.

El directivo universitario explicó que en febrero del 2016 recibieron un informe preliminar donde se indicaba el cumplimiento de los indicadores de evaluación con el modelo del 2013. Los documentos detallaban los avances realizados en los procesos de investigación, formación de los profesionales, docencia, tecnología y conectividad, equidad de género e infraestructura física.

“Se incorporaron nuevos esquemas de evaluación que no obedecen a la realidad de la UTC y de todo el sistema de educación superior. En vista a estos cambios la calificación fue menor”, indicó Tinajero.

Según las autoridades de la UTC se presentó incongruencias en el proceso de calificación de los parámetros cualitativos. Aseguraron que en el 2013 lograron la calificación de satisfactorio y en el último informe de insatisfactorio.

1 comentario

Archivado bajo Opinión

El CEAACES cambió de categoría a 13 universidades del país tras evaluaciones

Fuente: Ricardo Flores / CEAACES

Notimundo 11/05/2016 | 12:47

El Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (CEAACES), en cumplimiento de su normativa, emitió este martes los informes finales del proceso de Evaluación, Acreditación y Recategorización Institucional.

Este proceso inició en septiembre de 2015 y en el mismo participaron 13 Instituciones de Educación Superior –IES– y contó con la participación de siete comités evaluadores conformados por 28 evaluadores entre nacionales e internacionales.

“Este proceso muestra un importante avance en el cumplimiento de los criterios de calidad, entre los que se destacan: Recursos e infraestructura, Organización, Ambiente estudiantil y Generación de conocimiento científico”, informó la entidad.

El titular del Consejo de Educación Superior (CES), René Ramírez, felicitó a las universidades situadas en la Categoría “A”, Universidad de Cuenca, Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE) y la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, y afirmó que es resultado del esfuerzo y dedicación que la comunidad académica genera en los procesos educativos garantizando una educación de calidad para el Ecuador.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Docentes de la UTC, realizaron un plantón en solidaridad con la Flacso y la Universidad Andina Simón Bolívar

La Gaceta:    

http://www.lagaceta.com.ec/index.php?option=com_content&view=article&id=40634%3Adocentes-de-la-utc-realizaron-un-planton-en-solidaridad-con-la-flacso-y-la-universidad-andina-simon-bolivar&catid=68&Itemid=104&lang=es

 

Solicitaron presupuesto para las universidades y para la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC). Otro de los puntos fue la solidaridad por el retiro del presupuesto de la Flacso y la Universidad Andina Simón Bolívar.

Joselo Otañez, presidente de la Asociación de Docentes de la UTC, manifestó que el martes mantuvieron una reunión, en la que como principales resoluciones, se encuentra exigir al Gobierno Nacional, que termine con el desprestigio que han iniciado hacia las universidades, desde los diferentes estamentos del Gobierno.

Indicó que solicitan se entregue el presupuesto para las universidades, pues si bien es cierto que están por acreditar carreras, pero va más allá de buenas voluntades, ya que todo depende del presupuesto que tengan las instituciones educativas.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

ANTE LA INTEGRACIÓN DE LA ASAMBLEA DEL SISTEMA DE EDUCACIÓN SUPERIOR

Quito, 17 de Abril de 2015

La Asamblea Universitaria del Sistema de Educación Superior, de acuerdo a la Constitución y la LOES, es el máximo organismo de representación de la Comunidad Universitaria, aunque se le reduce a un carácter consultivo.

Por tanto, su integración debiera tener un carácter democrático y autónomo, para recoger la voz tanto de las autoridades, como de los docentes, estudiantes, empleados y trabajadores. Y, sobre todo, la integración del Directorio Ejecutivo debería ser plural y democrática.

Si bien es importante que se haya dado paso a su integración, con un retraso de cuatro años a la disposición legal, los procedimientos seguidos afectan, desde su nacimiento, a la representatividad de la nueva Asamblea.

La autonomía es alterada por una intervención directa del Consejo Nacional Electoral y por el tipo de normas para la elección del Directorio, como la presentación de una lista colectiva.

Un significativo porcentaje de representantes de docentes y estudiantes convocados a la Asamblea no tienen una representación legal, ya sea por prórroga infundada de funciones o imposición de delegados como en el caso de los estudiantes.

La FENAPUPE representa la voz de miles de docentes universitarios y politécnicos; por lo cual, en cumplimiento de nuestro deber, presentaremos a la Asamblea el tratamiento de temas claves para la marcha del Sistema de Educación Superior.

En esta oportunidad planteamos cuatro temas centrales:

  1. Evaluación de la aplicación de la LOES y de sus Reglamentos, para impulsar un proceso de reformas en los puntos que han afectado al fortalecimiento de las instituciones universitarias y politécnicas: reducción de la autonomía universitaria, sistema de ingreso discriminatorio, jerarquización excluyente sobre todo de la universidad pública, tipología de las universidades.
  1. Análisis de los procesos de evaluación y acreditación de instituciones y de carreras, para impulsar un modelo alternativo pertinente a las condiciones del país y que enfrente el neo-colonialismo académico.
  2. Respeto a los derechos de los docentes: derogatoria de la distinción excluyente entre profesores escalafonados y no escalafonados; respeto a la no-retroactividad de las leyes y reglamentos; ampliación del plazo para titulación de PhD hasta el 2022.
  3. Fortalecimiento y democratización de la investigación bajo dirección autónoma de la universidad ecuatoriana.

 

 

Convocamos a los docentes universitarios y politécnicos a mantener la vigilancia para que la Asamblea Universitaria del SES actúe como una real representación democrática y plural de la comunidad universitaria.

 

firma

 

 

 

 

 

1 comentario

Archivado bajo Educación Superior, Evaluación, Opinión, universidad

Niveles de evidencia y escala del Ceaaces

Por: Dr. César Paz y Miño
Científico e Investigador de la UDLA

Ecuadoruniversitario.com   Publicado el 20 julio, 2014

Dr. Cesar Paz y Miño

Colegas universitarios están preocupados por el sistema de evaluación de publicaciones que se pretende utilizar para la acreditación de la carrera de Medicina. Con el Dr. Marco Antonio Pino (PUCE) discutimos su mail que comparto totalmente y lo resumo.

La escala propuesta por el Ceaaces parte de la Medicina Basada en Evidencias, desarrollada para que los médicos puedan, críticamente, acceder a la abundante información. La escala se aplicaría para evaluar la producción científica de las facultades de Medicina ecuatorianas. Según la “nueva matriz”, se contemplan cinco puntajes: 1 a las revisiones sistemáticas o metanálisis de ECA (Equivalente de Certeza); 0,5 ECA de muestra pequeña o ensayos prospectivos controlados no al azar; 0,25 estudios de casos-controles o de grupo; 0,125 estudios de series clínicas no controladas, descriptivas, epidemiológicas, encuestas, registros o bases de datos; y 0,0625 revisiones bibliográficas junto con otras publicaciones. En el Ecuador casi nadie tendría 1, haciendo pensar que podría estar sesgada.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión