¡Publicar o Perecer!

Arturo Villavicencio
Profesor de la Universidad Andina Simón Bolívar

Resumen.
El número de artículos científicos y las revistas donde se publican han pasado a constituir los criterios determinantes de la calidad de la docencia universitaria y de las instituciones de educación superior. Los modelos de evaluación de las universidades y las disposiciones que norman la carrera docente colocan en el centro de atención la publicación de artículos en revistas indexadas, por lo que un único indicador bibliométrico, el factor de impacto de las publicaciones, se convierte en el referente fundamental del quehacer académico nacional. Es así como, sobre la base información arbitraria, incompleta y notoriamente sesgada, se instala en la academia una nueva escala de prestigio, bajo la cual los docentes e investigadores son obligados a competir en un mercado organizado y controlado por compañías privadas que, unilateralmente y en buena medida sin tener que rendir cuentas a nadie, han establecido una estructura cartelizada de poder sobre la información y comunicación científicas. El presente trabajo resume las principales falencias de este indicador, cada vez más cuestionado por la academia internacional, su manipulación con fines comerciales por parte de las empresas editoras transnacionales y su incongruencia con los objetivos de mejoramiento de la educación superior.

Introducción

Probablemente bajo la influencia de las clasificaciones mundiales de universidades, que se centran de manera desproporcionada en el volumen de publicaciones científicas como el indicador más importante de la investigación universitaria y, por lo tanto, de la calidad de la enseñanza (Hazelkorn, 2013; Rauhvarges, 2011; Dill & Soo, 2005), el número de artículos de los docentes universitarios publicados en revistas indexadas es el criterio de mayor peso en los modelos de evaluación del CEAACES1. Más aun, la importancia de este criterio trasciende el tema de la evaluación y pasa a convertirse en un parámetro determinante en la vida universitaria; una suerte de fetiche académico que norma desde los requisitos de promoción de los docentes2 hasta sus obligaciones de desempeño académico3, pasando por los niveles de
1 El modelo de categorización del CEAACES asigna a la producción científica las ponderaciones siguientes: 9% a publicaciones en revistas indexadas (ISI Web of Knowledge o SCIMAGO); 2% a la “investigación regional”[?] (“pueden ser artículos publicados en las revistas del catálogo LATINDEX”); y 6% a la publicación de libros.
2 El Reglamento de Carrera y Escalafón del profesor e investigador del Sistema de Educación Superior establece como requisito de promoción docente (art. 63) “la publicación de un artículo en revistas indexadas que se encuentren en el veinticinco por ciento superior de los rankings científicos de ISI Web of Knowledge o SCImago Journal Rank, medido por el factor de impacto en el año de su publicación [sic], se reconocerá como la publicación de tres artículos indexados en otras revistas”. Respecto a esta curiosa regla del 3×1 (seguramente inspirada en la promoción comercial de una empresa telefónica) el autor del presente trabajo anotaba que un artículo publicado por ejemplo, en las Revistas Ikonos, Foro, Kipus o Procesos vale un tercio que un artículo publicado en el Journal of Higher Education o en la revista Science and Public Policy (Villavicencio, 2013).
3 La publicación de por lo menos un artículo anual en revistas indexadas es una obligación para docentes de algunas universidades.

 

Leer documento completo Publicar_O_Perecer

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Opinión

Una respuesta a “¡Publicar o Perecer!

  1. caty leon

    Los trabajos de Arturo Villavicencio proveen la base necesaria para negociar con el ceaaces el reconocimiento de otros espacios académicos, sobre todo en las ciencias sociales y humanidades. Creo que es hora de plantearlo muy claro y logar el reconocimiento, a través de los representantes de investigadores al Consejo Universitario. La verdad es que es hora de dejar la desidia… Y de comentar en pasillos y espacios no institucionales. Más claro imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s