De la escuela a la universidad

Por Ariel Zysman. Subsecretario de Asuntos Académicos de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Docente de Historia de la Educación Argentina y Latinoamericana (FFyL-UBA)

Voces en el Fénix (Argentina) Viernes 23 de mayo 2014.

30 a�os de democracia

La obligatoriedad de la educación secundaria y la masificación del acceso a la universidad han incrementado la tensión entre las instituciones de ambos niveles. Esto obliga a un replanteo de los vínculos y a un trabajo conjunto que garantice el derecho a la educación superior. ¿Cómo lograr el pasaje de un nivel a otro y brindar el acompañamiento necesario?

http://vocesenelfenix.com/content/de-la-escuela-la-universidad

 

A propósito de la caída en el ingreso a la universidad….

EXTRACTO

[…….]

Democratizar el ingreso

Así como hemos mencionado algunas estrategias para comenzar a modificar las prácticas habituales de cara a la elección vocacional, es importante comenzar por sostener un discurso democratizador acerca del ingreso de los estudiantes a la universidad. Lugares comunes como la mala preparación del secundario o no todos están preparados para una carrera universitaria aparecen como frases de cabecera a la hora de explicar el fracaso de los nuevos ingresantes, incluso una forma de “advertir” al docente la dificultad de la tarea a la que se enfrentará. La sentencia es previa y pretende justificar en forma recurrente los resultados de los cursos de ingreso eliminatorios o filtros preacceso a las carreras.

Sobre la base del discurso academicista y meritocrático se pretende justificar el peine fino sobre los aspirantes, asumiendo que de ese modo permanecen aquellos que están en condiciones de hacer frente a los estudios superiores. En este sentido, la universidad pública está obligada a replantearse sus formas de acceso. La defensa del ingreso irrestricto es sólo una de las aristas del problema; acompañar a los estudiantes una vez ingresados es el segundo paso necesario para el sostenimiento de la cursada.

Desde esta perspectiva resulta interesante la reconfiguración del mapa que se produjo a partir de la creación de nuevas universidades nacionales. En muchos casos su creación vino a ratificar un trabajo que ya se venía realizando a nivel local con sedes de otras universidades. En otros, la apertura produjo la necesidad de pensar cómo se incorporarían sujetos que hasta ese momento no habían considerado la posibilidad de estudiar en la universidad. En el último tiempo es posible encontrar múltiples experiencias que dan cuenta de novedosas formas de pensar este acompañamiento en el ingreso: desde cursos niveladores pero no excluyentes, pasando por tutores académicos en los primeros años, se han ido ensayando diversas acciones que permiten pensar el ingreso en clave de derecho y no como privilegio de aquellos que pueden solos. Y esto comienza a movilizar la pregunta en universidades de larga tradición ya que la redistribución de la matrícula del nivel obliga a realizar análisis que hasta hace poco tiempo no parecían necesarios.

Entre otras estrategias debe mencionarse también el trabajo territorial que estas nuevas universidades han ido desarrollando: en muchos casos se trata de un programa de articulación centrado en el vínculo con los alumnos a través de sus instituciones, organizaciones, agrupaciones y lugares de referencia con una fuerte presencia de la universidad para fortalecer el arraigo territorial convirtiéndolo en un lugar de referencia para los jóvenes, donde puedan acercarse a desarrollar actividades incluso antes del acceso a su carrera universitaria.

De este modo, la presencia de la universidad no se reduce a charlas informativas, indispensables para brindar a los jóvenes la información necesaria sobre la universidad y sus carreras, sino que se abre para interpelar el imaginario colectivo del acceso privativo a la universidad destinada sólo a un grupo privilegiado, acercando la misma a la realidad de su contexto. En muchos casos el trabajo con organizaciones sociales resulta crucial para acercar a los jóvenes a la universidad.

En otros casos, la pregunta sobre el ingreso y la permanencia abre camino a una mirada introspectiva de las unidades académicas para comprender qué sucede con el alumnado, porque aun con los cursos, filtros y nivelaciones, en la Argentina el tiempo real de duración de una carrera universitaria es casi el doble del tiempo estipulado por los planes de estudio.

Nuevos desafíos para la escuela y la universidad

El tránsito de la educación secundaria a la universidad ha estado siempre pregnado de dificultades y disputas. El concepto piramidal que configuró el sistema educativo del siglo XX viene mostrando sus límites para hacer lugar a todos en clave del derecho a la educación.

Si bien uno de los objetivos de la educación secundaria es formar para la continuidad de los estudios superiores, su carácter actualmente obligatorio redunda en la responsabilidad institucional para que esa formación encuentre el camino de la posibilidad.

Por su parte, la masificación del acceso a la universidad y la creación de universidades en el conurbano bonaerense cuestionan el lugar de las universidades tradicionales, generan expectativas sobre el sistema de educación superior y desafían a encontrar nuevas formas institucionales de acompañamiento.

El eje principal de cualquier propuesta de articulación y orientación debe ser el estudiante, en pos de garantizar el verdadero acceso y sostenimiento de una carrera universitaria, sin perder de vista que el objetivo es siempre el desarrollo de sujetos autónomos capaces de llevar adelante su recorrido universitario de manera independiente. Para lo cual es necesario no sólo que exista una universidad cerca, sino crear las condiciones de posibilidad.

Hoy, que los alumnos ingresen y puedan sostener sus estudios superiores hasta la graduación no es un privilegio sino un derecho. Repensar la universidad pública y sus concepciones debe ser una tarea de todos aquellos que formamos parte de la educación superior

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s